Compartir esta noticia:

El Sindicato Único de Trabajadores de la Educación en el Quindío -Suteq-, realizó dos mítines en Calarcá y Circasia, en los que manifestaron su oposición al modelo de alternancia escolar en el departamento del Quindío, ya que lo calificaron de improvisado, por lo cual no habría garantías para estudiantes y docentes.

La protesta se llevó a cabo principalmente a las afueras del Colegio Libre de Circasia, donde se dio la visita de la ministra de Educación, María Victoria Angulo, quien se reunió con el gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo y la secretaria de Educación departamental, para la dotación de computadores portátiles a algunas instituciones educativas del departamento.

Lea también: Alternancia voluntaria en la Uniquindío iniciaría en marzo. Vea cómo se hará en las demás universidades de Armenia

El líder de los educadores, docente Héctor Elías Leal Arango, manifestó que no están en contra de la presencialidad, pero necesitan garantías y la claridad de algunos puntos a tener en cuenta para el retorno a clases en las aulas que desde el gobierno departamental no les han resuelto.

Entre las inquietudes del sindicato que fueron elevadas al gobierno departamental a través de un documento de 30 páginas sustentado y radicado en octubre de 2020, está la forma en que se van a implementar los protocolos de bioseguridad y de qué presupuesto se dispone para aplicarlo, ya que les preocupa que ese sea un costo que luego deban asumir los padres de familia.

Por otra parte también piden mejoras en conectividad, como dotación de equipos de computo. «Es una vergüenza que el gobierno pretenda por segundo año hacer educación pública a través de la aplicación Whatsapp, no es propio de un gobierno serio» señaló Leal.

En ese sentido el sindicalista también se refirió a la petición de una bonificación para el wifi de los maestros, además de la formación digital debido a que «hay docentes que no tienen destrezas en el manejo de las tecnologías de la información y las comunicaciones».

Le puede interesar: Inicio de clases sería el 1 de febrero en Armenia. Fecode pide que se retrase en todo el país

Otro aspecto que han solicitado es la reducción de relaciones técnicas, pues hay profesores que tienen que atender hasta 40 estudiantes por grupo, lo que para ellos no se compadece con el nivel del trabajo y las problemáticas que sufren.

Los maestros reiteraron que desde hace 3 años no están afiliados a salud ocupacional por lo que necesitan saber cuál va a ser la gestión del gobernador en ese punto y también sobre qué se tiene planeado para disminuir las cifras de consulta por morbilidad en salud mental por exceso de trabajo que creció en un 570% en 2020.

Entre otras peticiones también se encuentra la solicitud del nombramiento de 50 nuevos orientadores en las instituciones educativas, así como 72 enfermeras para atender los problemas por contagio de Covid-19 durante jornadas laborales. Asimismo se solicitó la contratación de aseadoras para la asepsia de los colegios pues estudiantes y maestros ya no lo podrían hacer.

Por último, en el tema de infraestructura, el Suteq contrato una firma de arquitectos para hacer el mapeo de las instituciones y revisar el estado de las plantas físicas para hacer una propuesta de aforo, pero no les dieron el permiso. En ese aspecto Leal Arango denunció que «el 95% de las sedes rurales educativas no tienen agua potable».

El 4 de enero se radicó ante los entes de control del Quindío una solicitud para que por medio de la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría llegara la información completa y confiable, pero según Leal no han respondido hasta ahora sus solicitudes con el agravante de que la alternancia ya se lanzó en el departamento del Quindío.

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias:

Comparte esta noticia:

Noticias en vídeo: