Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

En las últimas horas la Fiscalía descartó que la joven Alison Meléndez de 17 años de edad haya sido abusada sexualmente por miembros de la policía en la ciudad de Popayán. No obstante el ente investigador sigue examinando pruebas para establecer si la menor sufrió un acto sexual abusivo.

Por ahora las pruebas de las cámaras de seguridad que se tienen de la URI a la que la menor fue llevada luego de ser retenida por 4 miembros del Esmad, indicaron que al parecer ningún policía la tocó durante su estadía en ese lugar en el que también habría estado acompañada por un defensor de los Derechos Humanos.

Lea también: Ardió la URI de Popayán, tras protestas por menor que denunció ser violada por policías y luego se suicidó

No obstante el pasado 13 de mayo el país conoció la denuncia de la joven quien señaló que los uniformados la habrían «manoseado hasta el alma» haciendo referencia a un abuso por parte de las autoridades cuando la detuvieron en el momento en que grababa los enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública en la capital caucana. Un día después la menor que era hija de un policía se suicidó.

Por su parte los agentes implicados en el caso fueron apartados de su cargo mientras se siguen las investigaciones lideradas por la fiscal coordinadora del grupo de género, experta en temas de violencia de género con enfoque en niñas, niños y adolescentes, así como en derechos humanos y derecho internacional humanitario, de la ciudad de Bogotá.


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: