Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Denunciaron que el ministro de Defensa en compañía de la policía demolieron casa de abuela de 93 años que habrían  pasado por un ‘olla’ en Pereira.

El ministro de Defensa, Diego Molano, calificó como importante golpe al microtráfico la demolición de una humilde casa que las autoridades presentaron como una ‘olla’ en el barrio La Libertad de Pereira el pasado viernes 18 de marzo.

Sin embargo, la familia y los vecinos de la propietaria, Teresa Sánchez, una anciana de 93 años, denunciaron que todo se trata de un falso positivo judicial.

Al parecer, previo a demoler la residencia hubo un montaje por parte de los uniformados que consistió en llevar habitantes de calle hasta el sitio para hacer creer que era un lugar de consumo de estupefacientes.

De acuerdo con lo denunciado por los familiares a Noticias Uno, la señora está en un hogar de paso desde hace un mes por su demencia senil y la custodia de la casa quedó a cargo de uno de sus hijos, otro adulto mayor. Entre tanto el nieto, Carlos Andrés Sánchez, aseguró que la vivienda efectivamente tenía una orden de ser demolida, pero no por microtráfico, sino por riesgo de colapso.

«El viernes nos dimos cuenta que la casa la estaban demoliendo por ser una olla desde hace 10 años, cuando nosotros tenemos papeles que dicen que la casa nunca estuvo por narcotráfico, sino simplemente por deterioro y por colapsar. Incluso hasta mi abuela vivió hasta hace un mes ahí y se la llevó la misma alcaldía para un hogar de paso en La Florida”, señaló.

El hombre además comentó que en las últimas horas ha recibido amenazas de los verdaderos microtraficantes del territorio porque debido al señalamiento de las autoridades, creen que están vendiendo droga sin su autorización.

No obstante otra versión es la que comunicó a los medios el ministro Molano que enfáticamente se refirió a la casa como un expendio de drogas y guarida de ladrones, razón por la cual la gente tenía miedo de pasar por allí ya que, según él, el sector se había convertido en un foco de inseguridad.

“Este no es un caso de extinción de dominio, sino de consumo, ya que según las versiones con las que cuenta la Policía, del propietario y de algunos vecinos, el sitio era utilizado para consumo y otras actividades, porque al frente de la misma se presentaban hurtos. La inseguridad es para el exterior de la vivienda” dijo el comandante de la Policía de Pereira, coronel Aníbal Villamizar.

 

El montaje que habría hecho la policía

El nieto de la adulta mayor señaló que días antes a la demolición de la vivienda, uniformados de la policía llegaron hasta la casa para hacer unos videos en el sitio y explicó que en el momento que él se ausentó los agentes habrían ingresado a los habitantes de calle con el fin de aparentar que la residencia era una ‘olla’.

“Lo que conocimos fue que el día jueves, yo mismo le abrí la puerta a la Policía, porque uno confía en la Policía, entraron con una cámara, grabaron por dentro de la casa, pero en un momento en que me fui, a mi papá y lo enredaron, entraron unos indigentes y los grabaron consumiendo dentro de la casa”, denunció el Andrés Sánchez ante RCN Radio.

 

Dijín inició investigación por el presunto ‘Falso positivo’

El Mayor General, Fernando Murillo Orrego, director de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional se desplazó hasta la capital risaraldense con el fin de adelantar las investigaciones pertinentes que permitan establecer si en realidad hubo irregularidades en el proceso.

“Estamos verificando si hubo algún mal procedimiento de los funcionarios de la Policía para que se asuma la responsabilidad en ámbitos disciplinarios. Esta casa lleva mucho tiempo amenazando con ruina no se había tomado una decisión porque la familia no tenía las condiciones para cumplir con el mandato de demolición», indicó el Mayor General Murillo quien de paso pidió disculpas por los perjuicios causado a la familia.

“Es claro decirle a todos los vecinos en especial a la familia Sánchez, si en algún momento la familia se sintió ofendida le pedimos disculpas. A partir de hoy desde la demolición estaremos con esta familia, acompañándolos para que tenga una mejor calidad de vida”, puntualizó Murillo.

Tanto la familia como la comunidad esperan un pronunciamiento oficial en los próximos días sobre lo ocurrido en el marco del Plan 1.000 contra el microtáfico.

Extinción de dominio a bienes en Montenegro y Armenia pertenecientes al Clan del Golfo


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: