Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Por pedirle dinero a un ciudadano, para influir en una decición de la justicia, judicializaron a agente de policía y mecánico de Calarcá.

Andrés Felipe Osorio Cardona, agente de policía activo y Edilson Salazar Bahena, mecánico de automóviles; fueron imputados por una fiscal de Administración Pública de la Seccional Quindío como presuntos responsables del delito de concusión (Cuando un funcionario público pide dinero en provecho propio).

El uniformado fue señalado de autor del delito, mientras el ciudadano fue imputado como interviniente. Ninguno de los señalados aceptó los cargos.

Los hechos investigados ocurrieron en febrero de 2019, en el taller de mecánica de Salazar Bahena, ubicado en Calarcá, a donde un hombre acudió para que le repararan su vehículo. Al parecer, mientras el automóvil era reparado se dio una conversación en la que el dueño del carro comentó que un juez le había ordenado cumplir una condena por 32 meses de prisión y pagar una multa por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes en ese carro.

Se presume que el mecánico informó sobre ese tema al agente de policía Osorio Cardona quien; supuestamente, y gracias a su investidura, habría afirmado poder influir para que modificaran la decisión judicial a cambio de 7 millones de pesos.

De acuerdo con la Fiscalía, el ciudadano les entregó el dinero a Osorio y Salazar, aparentemente, con el propósito de modificar la decisión judicial. Días después el hombre fue capturado para cumplir la condena, por lo que denunció el pago que había hecho y que no sirvió de nada.

Preocupante: en Calarcá solo hay 14 policías para 80 mil habitantes


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: