Compartir esta noticia:

Héctor Elías Leal Arango, presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación en el Quindío -Suteq-, reveló que el 95% de las escuelas rurales en el departamento no tienen agua potable.

Esto se suma a una serie de razones que tiene el sindicato de educadores para declararse en desobediencia civil frente al modelo de alternancia escolar que ya se lanzó en el departamento con 17 instituciones educativas y por el cual se manifestaron con unos mítines en el colegio Libre de Circasia y el Tecnológico de Calarcá en el marco de la visita de la ministra de Educación, María Victoria Angulo al Quindío.

Lea también: Profesores protestaron contra la alternancia en visita de MinEducación al Quindío

Los profesores han argumentado que en este momento el gobierno departamental no les ha resuelto las inquietudes sobre cómo se va a desarrollar el regreso a la semi-presencialidad de la comunidad educativa.

Dudas como el presupuesto, los protocolos de bioseguridad y la conectividad no han sido aclaradas, por lo que según Leal, la alternancia sería improvisada y estaría poniendo en riesgo la salud y la vida de docentes y estudiantes.

Por último el docente enfatizó en que no se están oponiendo al regreso a la presencialidad, pues los maestros son los más interesados en retomar clases desde el espacio físico, pero necesitan garantías verdaderas para ese retorno.

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias:

Comparte esta noticia:

Noticias en vídeo: