Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

El leasing habitacional, es una excelente alternativa de compra, que te permitirá vivir en el inmueble de tu preferencia teniendo la posibilidad de adquirirlo después de un periodo de tiempo.

Esto quiere decir que, el banco adquiere la vivienda a nombre del propietario y ofrece a la persona interesada pagar un alquiler que cubra el valor del inmueble. Una vez se pague la totalidad del mismo, el inquilino puede comprar la vivienda con una cuota final.

Mientras en un préstamo hipotecario se debe pagar una cuota inicial de por lo menos un 30% del valor del inmueble, el leasing le permite a aquellos que no cuentan con capital, ahorrar o conseguir recursos para adquirir su vivienda.

Lea también: ¿Ya conoces en qué consiste la Tasa Frech No VIS para comprar vivienda?

Hay que tener en cuenta que podrás escriturar cuando hayas cubierto todos los pagos. Mientras tanto, serás responsable del canon mensual.

Esta opción es ideal para los más jóvenes, ya que normalmente se tiene menos del 30% del valor de la cuota inicial y con el leasing necesitarás menos dinero para poder empezar a cumplir tu sueño de tener vivienda propia.

Recuerda que, aunque el inmueble no esté a tu nombre, deberás cumplir con los compromisos de pagos de servicios por supuesto, pero además de esto, administración, arreglos e impuesto predial.

 

¿Qué pasa si no quieres y/o puedes seguir con tu leasing?

Puedes ceder el contrato a una persona que esté dispuesta a pagar tu inversión y por supuesto, que pueda asumir la deuda restante.

Si deseas más información, nos puedes contactar haciendo clic aquí


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: