Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Hamilton Hernández fue condenado a 4 años de cárcel por no pagar la suma de 312 mil pesos correspondiente al pago del IVA de sus clientes.

Al estar en condición de quiebra no saldó su deuda y ahora tendrá que responder desde la prisión, hecho que ha generado indignación y polémica, pues la justicia colombiana no ha actuado con tanta celeridad y severidad en casos millonarios de corrupción.

 

Explicación de la Dian

De acuerdo con el director de la Dian, Lisandro Junco, el comerciante no se acercó a realizar los acuerdos de pago y por esa razón la entidad lo denunció.

“La omisión de agente de retención es un delito. Quien condena es la Fiscalía y los jueces penales. La obligación de nosotros es hacer la denuncia penal. Lamentablemente eso no tiene cuantía porque la retención en la fuente, como usted bien lo sabe, es cuando se paga, de parte de un tercero, hay un agente retenedor, que es este sujeto y él no pagó lo que le pagaron. Se quedó con lo que el tercero le pagó al Estado”, explicó el funcionario Blu Radio.

 

Versión del comerciante condenado

De acuerdo con los argumentos del acusado, que es un comerciante que entró en quiebra, su error fue producto de la ignorancia, ya que su contador no le dijo que debía quedar a paz y salvo con la Dian a pesar que tenía un saldo pendiente de 312 mil pesos.

 «Yo había quedado quebrado y no tenía manera de hacer un arreglo, estaba pasando por una situación económica difícil, si había para comer no tenía para otras cosas, como para pagarle a la DIAN”, argumentó sobre por qué no realizó el pago.

“El contador me dijo que dejara las cosas así, no se trataba de una cantidad irrisoria de dinero, que ahí no pasaba nada porque la DIAN perseguía a evasores de miles de millones. Yo le hice caso porque no tenía conocimiento de esas cosas, cometí ese error”, añadió.

Andrés Escobar salió a dispararle a manifestantes en el Paro y ahora está pidiendo para un abogado

Los problemas para Hernández empezaron en 2020 cuando fue detenido en el municipio de Rionegro, Santander, donde lo captura por presunto peculado por apropiación, aunque luego el juzgado corrigió y cambiaron la orden por omisión de agente retenedor.

El hombre pide que le brinden una solución, pues ya son 600 mil pesos los que debe a la entidad y no tiene trabajo para pagar dicha deuda ni para encargarse de su familia.


Compartir este artículo

[mailpoet_form id="2"]

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: