Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Pese a los cuestionamientos y voces de rechazo de la comunidad, aprobaron fracking en Santander que perjudicaría más de mil familias en el municipio de Puerto Wilches.

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales -Anla- aprobó el piloto de Fracking Kalé en Puerto Wilches, Santander, a pesar de que serían más de mil familias perjudicadas con el daño ambiental en una localidad que es pesquera y palmera donde la población depende principalmente de ríos y ciénagas.

“El daño ambiental es alto, porque Ecopetrol es una empresa enemiga del medio ambiente, bajo un gobierno corrupto, no les interesa los pobladores, la Anla no es más que un arrodillado ante este gobierno, nosotros como defensores les expusimos las vacíos ambientales, el atraso que hay, las fuentes de agua que se han ido contaminando y los acuíferos que se han ido secando, pero para ellos parece que no fuera así”, manifestó Carolina Agón García, vicepresidenta de la Federación de pescadores y promotora del comité de la defensa de los derechos humanos Credhos a la W Radio.

La defensora advirtió que serían los afluentes de Ciénaga de Corredor, la de Yariguí, la Monte Cristo y Paredes los que son esenciales para la pesca y tienen una diversidad en flora y fauna, pues allí se encuentran el manatí y las especies autóctonas que ahora estarían amenazadas con el fracking.

“Pretenden que las aves y todo el ecosistema sobreviva en otro lado, la cantidad de agua que se gastarán, qué nos puede quedar a nosotros?, es un daño grande”, concluyó Agón.

 

Fracking no cumpliría estudios de riesgo ambiental

De acuerdo con la Alianza Colombia libre de Fracking, la actividad extractiva que aprobaron incumple acuerdos de protección ambiental como la Constitución ecológica de 1991, el Acuerdo de París, el Convenio de Río de Janeiro, la Convención Ramsar, entre otros instrumentos del derecho internacional de los derechos humanos.

“Es lamentable que un tema fundamental en materia energética no se haya debatido en el Congreso de la República, donde los aliados del gobierno dilataron por tercera vez consecutiva la discusión de los proyectos de ley para prohibir el fracking, y sea decidido por el Gobierno Duque, de afán, sin garantías, y a pocos meses de la posesión de un nuevo Presidente”, señalaron en un comunicado

Por su parte el ambientalista Óscar Sampayo explicó las irregularidades que hubo en el estudio técnico del impacto ambiental.

Hay deficiencias de hidrología, no hay claridad de la información que presenta Ecopetrol en cuanto a los riesgos de un daño de derrame, de accidente de la operación de Kalé , no se estableció una rigurosidad del riesgo, además, no se tuvo en cuenta las opiniones y estudios que entregan en Puerto Wilches, que han caracterizado la flora y fauna del territorio; hay una celeridad en esta aprobación”.

Sumado a las irregularidades denunciadas la comunidad también evidenció un aumento de casos de violencia en el Magdalena Medio, tanto así que uno de los activistas que se oponían al proyecto tuvo que irse al exilio por amenazas de muerte.

Comerciantes perjudicados por EPQ en Circasia exigen soluciones en servicio y tarifas


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: