Compartir esta noticia:

El alcalde de un municipio del estado mexicano de Chiapas fue atado a un árbol por los habitantes de la localidad, por haber entregado una obra mal hecha.

Fueron los pobladores de 11 barrios del municipio de Frontera Comalapa, que inconformes con la construcción de un tanque de agua potable que no contaba con seguridad para su debido uso, decidieron castigar al mandatario.

Lea también: «No hablo de Néstor Humberto Martínez, me da miedo»: exfiscal anticorrupción

El alcalde Óscar Ramírez Aguilar, fue detenido durante un recorrido, para luego ser llevado al lugar de la obra en el que se le exigió que respondiera por la mala calidad de la misma. Allí fue atado de manos a un árbol y los ciudadanos le reclamaron por el hecho.

«No merece la confianza del pueblo y para que no vuelva a ocupar un cargo de elección popular», dijo uno de los responsables de la retención.

Vale mencionar mencionar que Ramírez publicó luego un video en su cuenta oficial para afirmar que no era cierta la versión de que lo habían amarrado.

«No me amarraron, la reunión fue con 11 representantes de barrios de la cabecera municipal de Comalapa para acordar detalles de una obra de alto impacto, la introducción de agua potable», aseguró.

Sin embargo, varios pobladores han respondido que la información y fotografías son reales, y que varios estuvieron presentes.

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias:

Comparte esta noticia:

Noticias en vídeo: