Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Personas retrógradas, inescrupulosas y homofóbicas, abandonaron perrito porque consideraron que era gay, al verlo montar otro perro macho.

Una triste historia que por fortuna tuvo un final feliz, se conoció a través de redes sociales y medios de comunicación de Estados Unidos.

Se trata de la historia de ‘Fezco’, un perro de unos 5 años, que fue abandonado por su familia, justo después de darse cuenta de que era gay.

Así lo contaron funcionarios de los Servicios de Protección Animal de Carolina del Norte, hasta donde los dueños del animalito lo llevaron para dejarlo en un refugio en el condado de Stanly.

“Fezco intentó montar a otro perro macho”, dijeron antes de abandonarlo. Ante la homofobia de sus despiadados dueños, el personal de la institución se conmovió de Fezco y pidió a través de las redes sociales que alguna familia lo adoptara.

De inmediato los cibernautas reaccionaron con frases de cariño para la mascota y de repudio para su exfamilia.

El perrito, que se caracteriza por ser bueno y amable con las personas, no tendría problemas para adaptarse a una nueva casa. Y así fue como consiguió un hogar feliz, como se lo merece.

Una pareja homosexual, integrada por Steve y John, se sintió identificada con el sufrimiento del peludito y decidió adoptarlo.

Tras varios análisis veterinarios, la nueva familia de Fezco descubrió que el animalito había sufrido maltrato, pues tenía una salud deteriorada. Tampoco estaba esterilizado, ni desparasitado, por lo que tuvieron que dejarlo internado en una clínica de mascotas hasta que se recupere completamente.

Pero ese no es el único cambio para el perrito, pues también decidieron darle un nuevo nombre. Ahora se llamará Oscar, en honor al escritor Oscar Wilde, quien también fue perseguido por ser homosexual.

Mujer mandó a matar a su perrito porque tenía muchas garrapatas

¿Perros homosexuales?

De acuerdo con la fanpage de medicina veterinaria Positivet True relationship, la motivación en la monta de los perros se debe a diferentes factores que no se relacionan con el homosexualismo:

Una de las razones es de tipo sexual y obedece a una necesidad de masturbación, que se produce sobre todo en perros con déficits en su socialización, los cuales redirigen su comportamiento sexual hacia otros perros, personas y objetos, provocando incluso la eyaculación.

Otro motivo es de tipo emocional con desbordamientos bajo ciertas situaciones como el juego o búsqueda de atención.

Trastornos compulsivos en perros cuyo ambiente es poco enriquecido y el estrés es sostenido. Interfieren con actividades básicas como la alimentación, la actividad social, etc.

De tipo social como una forma inadecuada de buscar el juego o iniciar una interacción. También puede ser motivado por alguna enfermedad urinaria, dermatológica o neurológica.

Expertos aclaran que solo en primates y en algunos invertebrados, se han clasificado comportamientos homosexuales.

¿Mascotas inmortales? Empresa está clonando perros y gatos


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: