Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Una investigación de varios años halló que el Esposo de vicepresidenta Martha Lucía Ramírez vendió playa pública en San Andrés

Una investigación adelantada por Caracol Radio desde el año 2019 halló presuntas irregularidades en la construcción de un proyecto hotelero llamado Gran Sirenis en San Andrés, pues la empresa Hitos Urbanos, de la cual es socio Álvaro Rincón, esposo de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, le habría vendido la playa que era bien público a los inversionistas del proyecto.

“No entendería cómo podrían vender algo que es público”, dijo Felipe Bush exsecretario de Planeación de la isla en 2019.

En ese sentido también se pronunció el gobernador Everth Hawkings a quien le pareció imposible que un bien público haya terminado vendido a privados, en este caso en una familia poderosa, el clan Gallardo.

El gerente de Hitos Urbanos, Juan Camilo Ochoa, confirmó el hecho, pero resaltó que no hubo irregularidad, pues un acuerdo de la intendencia de San Andrés de 1971 autorizó la permuta de esa playa a la familia Gallardo y ahí nace el derecho privado sobre ese predio.

No obstante, el gobernador Hawkings dijo que la playa debe ser devuelta a los ciudadanos porque la concesión a dicha familia terminó en el año 2014 y no fue renovada por la Dirección General Marítima -Dimar- ni tampoco podrán hacerlo porque el Consejo de Estado prohibió concesionar playas.

Precisamente Dimar se refirió al asunto y efectivamente confirmó las palabras del mandatario departamental, es decir el clan Gallardo del Partido Liberal no tiene ningún permiso sobre la playa actualmente.

 

Irregularidades en la construcción del complejo hotelero

La venta de la playa pública no sería la única irregularidad, ya que sobre la licencia de construcción se hallaron varias inconsistencias. Una de las más graves es que el edificio incumplió los límites de altura pues una de las 2 torres construidas superan los 11 pisos, es decir que tienen 5 pisos más de lo permitido.

De acuerdo con lo dicho por el exsecretario de Planeación, Felipe Bush, su antecesor expidió la licencia apelando al principio de neutralidad, o sea que si en la isla había edificios que superaban la altura permitida también lo podía permitir en el hotel, siempre y cuando subsanara esa irregularidad con áreas de compensación que serían en beneficio de la comunidad.

Sin embargo, esas áreas que se compensaron, como coincidencia, se ubicaron justo en la playa que queda frente a otra propiedad de la canciller Marta Lucía Ramírez y su esposo. Allí se construyó una cancha.

Por todas estas irregularidades el proyecto fue demandado. Frente a las acusaciones, la vicepresidenta expresó a W Radio que “jamás en la vida, nunca jamás, haremos nada que sea ilegal”.

Desde este viernes vuelos desde Armenia a San Andrés, Cartagena y Medellín


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: