El exitoso método de ahorro de los millonarios Bill Gates y Mark Zuckerberg

Publicidad
Escuche este artículo dando clic aquí

¿Quiere ordenarse en sus finanzas personales? Conozca el exitoso método de ahorro de los millonarios Bill Gates y Mark Zuckerberg.

Publicidad

En el mundo empresarial y tecnológico, figuras como Bill Gates y Mark Zuckerberg no solo se destacan por sus gigantes emporios, sino también por su habilidad para gestionar sus finanzas personales de manera eficaz.

Una estrategia que ha ganado popularidad en este ámbito es la regla del 50/30/20, promovida por la experta en finanzas personales Elizabeth Warren y su hija Amelia Warren Tyagi. Esta regla establece la distribución de los ingresos en tres categorías principales:

  • Necesidades básicas (50%): Aunque poseen grandes fortunas, tanto Gates como Zuckerberg reconocen la importancia de cubrir los gastos esenciales antes que cualquier otra cosa. Esto incluye vivienda, alimentos, transporte y atención médica.
  • Deseos y gustos (30%): Ambos magnates comprenden la importancia de disfrutar de la vida. Por lo tanto, destinan un porcentaje a gastos discrecionales como entretenimiento, viajes, restaurantes y compras.
  • Ahorros y deudas (20%): La última categoría se reserva para ahorros y el pago de deudas.

Tanto Gates como Zuckerberg han expresado públicamente su compromiso con la gestión prudente de sus finanzas personales, y esta regla les ha ayudado a alcanzar ese objetivo.

Así puede aplicar el método de ahorro de Bill Gates y Mark Zuckerberg

Para implementar la regla del 50/30/20, se deben seguir estos pasos:

Publicidad
  1. Calcule sus ingresos fijos: Asegúrese de tener en cuenta el 100% de sus ingresos fijos.
  2. Asigne los porcentajes:
  • Destine el 50% de sus ingresos a cubrir sus necesidades básicas.
  • Reserve el 30% para sus deseos y gustos.
  • Utilice el 20% restante para cubrir deudas y ahorrar.

La importancia de mantener los gastos en orden radica en varios factores:

  • Seguridad financiera: Un colchón de ahorros protege en casos de emergencias inesperadas, como enfermedades o pérdida de empleo.
  • Metas a largo plazo: El ahorro permite trabajar hacia objetivos como comprar una casa, financiar la educación o jubilarse cómodamente.
  • Libertad y oportunidades: Ahorrar brinda la libertad de tomar decisiones sin estar atado a deudas o limitaciones financieras.
  • Paz mental: Saber que se tiene un fondo de emergencia proporciona tranquilidad y reduce el estrés en momentos difíciles.
Publicidad
Comparta este artículo
Publicidad

Deja un comentario