Montenegro una semana sin agua y esta vez no es por culpa de EPQ. Le contamos qué pasó ahora

Publicidad
Escuche este artículo dando clic aquí

Editorial 180 Grados Digital

Montenegro una semana sin agua y esta vez no es por culpa de EPQ. Hoy el culpable es el PDA de la gobernación y el alcalde Daniel Restrepo.

Publicidad

Desde el pasado fin de semana Montenegro ha estado sin agua. En algunos sectores llega por ratos y en otros ni llega.

La situación tiene desesperada a la comunidad, a los empresarios, a los comerciantes y hasta a los pocos turistas que ya no se quedan en los hoteles, ni comen en los restaurantes del pueblo porque no hay ni servicio de baño por la falta de agua.

Pero en esta ocasión el problema no son las Empresas Públicas del Quindío -EPQ- esa empresa que todos sabemos nefasta, pero que en esta ocasión no es la culpable.

La culpa esta vez es del Plan Departamental de Aguas, una entidad adscrita a la gobernación del Quindío, y del alcalde Daniel Mauricio Restrepo.

Publicidad

¿Pero por qué la falta de agua en Montenegro esta vez es culpa del PDA y del alcalde?

En mayo de 2020 la gobernación del Quindío y el alcalde Daniel Mauricio Restrepo salieron con bombos y platillos a anunciar la dizque optimización de la Planta de Tratamiento de Agua Potable -PTAP- de Montenegro.

Una obra que aunque necesaria, no era urgente, pues este municipio urge es de un nuevo acueducto, no de optimizaciones secundarias a una infraestructura que estaba operando sin contratiempos.

Sin nadie que dijera no a ese entuerto, la obra inició y se dijo que se entregaría en 9 meses, es decir en febrero de 2022. Pero estamos en octubre de 2023, o sea 29 meses después de haberse iniciado, y la obra sigue sin terminarse y con un sobrecosto de más de 1.000 millones de pesos.

En principio se dijo que la inversión era de 2.200 millones y ya se le han metido 3.200 millones de pesos y nada que la entregan, ni dicen para cuando va a estar.

El alcalde por su parte lleva más de un año haciendo videos en esa Planta, diciendo que todo va viento en popa y que ya casi la entregan. Pero ya está a punto de entregar su también nefasta administración y nada de planta.

¿Pero qué tiene que ver todo esto con la falta de agua?

La optimización de la Planta -PTAP- requería el daño de uno de los 3 tanques que la componen, para supuestamente mejorar su capacidad y su utilidad.

Dañar este tanque representó que los otros dos tuvieran dificultades para evacuar los sedimentos y suciedad que se les acumula, por lo tanto su capacidad de almacenar agua también disminuyó.

Publicidad

Para que el agua llegue a todos los hogares montenegrinos se necesita de estos tanques a su mejor capacidad de llenado. Listos para enviar con buena presión el agua hasta cada grifo.

Por si fuera poco no solo disminuyó el llenado de los tanques, sino también su capacidad para tratar la suciedad del agua, debido a que ya no son 3 si no 2 los tanques que operan y a media máquina.

Esta situación hace que cuando el agua llega con turbiedad, a los operarios no les quede de otra que suspender el servicio a Montenegro, mientras por acción de los disminuidos tanques o de la naturaleza, la turbiedad disminuya.

Todo esto repercute en que Montenegro tenga ahora no solo que padecer la ineptitud e ineficacia de EPQ, sino también la inoperancia de una PTAP que esta a menos de media marcha por culpa del PDA y del alcalde Daniel Restrepo que permitió que este desmadre se produjera, en lugar de exigir que esos 3 mil millones de pesos se invirtieran en el acueducto y no en una planta que no lo necesitaba de manera urgente.

Pero tranquilos montenegrinos, que con videitos en facebook el alcalde les solucionará la sed, la falta de agua para hacer de comer y las pérdidas millonarias en sus negocios.

Adenda

Nos dicen conocedores del tema de la PTAP, que la optimización a esta era necesaria. Situación que no se discute, pero existe en el argot administrativo el término priorizar, para lo cual se tiene en cuenta la necesidad principal.

¿Cuál era la necesidad principal en Montenegro? ¿tener un acueducto que suministre agua constantemente, o tener una planta de agua potable en óptimas condiciones, pero que no recibe agua?

La respuesta pueden darla ustedes mismos, pero además nos dicen que nada tiene que ver la necesidad de optimizar la planta con el hecho de que aun no la hayan entregado. Pues se equivocan nuevamente, pues si la optimización era urgente como pretenden vendérnosla, también era urgente que la entregaran en 9 meses como lo manifestaron al inicio de la obra, y no en más de 29 meses que es lo que llevan en esos trabajos sin terminar.

¡Feliz fin de semana sin agua montenegrinos!

Publicidad
Comparta este artículo