Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

En lo que va del mes de diciembre ya son 5 los quemados con pólvora en el departamento del Quindío. Tres de estos cinco casos corresponden a menores de edad entre los que se encuentra un bebé de tan solo 19 meses, lo que genera alerta en el territorio.

En comparación con el año inmediatamente anterior se registra el mismo número de lesionados con corte al 9 de diciembre, pero con la diferencia de que en el 2020 dos eran menores de edad.

Un quemado por pólvora en Armenia en la noche de velitas

Quemados por pólvora en el Quindío

El primer caso se presentó en la madrugada del 1 de diciembre. La víctima fue un joven de 23 años de edad residente en el barrio Nuevo Armenia, quien tuvo quemaduras ocasionadas por una papeleta en una de sus manos.

El segundo caso se presentó el pasado 7 de diciembre: esta vez la víctima fue un joven de 22 años de edad del barrio Galán, que resultó herido en 2 dedos de su mano, tras manipular un volcán.

Para la noche de velitas de este 8 de diciembre, las cifras incrementaron, presentando 3 lesionados por pólvora: dos casos del municipio de Armenia, un menor de 12 años y otro de 19 meses de edad; y el tercer caso corresponde a un niño de 8 años con residencia en el municipio de Montenegro.

 

Campaña departamental

La recomendación es que la manipulación de la pólvora sea por personal experto, y que los padres y cuidadores de menores no permitan que los niños tengan acceso a este tipo de artefactos.

Para los casos de menores lesionados por pólvora, hay una ruta establecida para el manejo de este tipo de situaciones, en la que se estudia la posibilidad de la pérdida de la custodia.

El Gobierno Departamental continua con la campaña “Mi razón para no quemar pólvora”, para la prevención y el no uso de pólvora durante las celebraciones decembrinas, ya que ponen en riesgo la integridad de las personas, sobre todo de niños, además la de mascotas como los perros y aves, que suelen alterarse por los fuertes estruendos.


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: