Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

El señor Luis Fernando Mejía Castaño, de 54 años de edad, tuvo qué huir de Salento junto a su familia, por amenazas que recibió de delincuentes comunes, quienes además le causaron afectaciones en un ojo y una mano.

El ciudadano, que convivía con una salentina, se radicó en Puerto Salgar, Cundinamarca, donde lamentablemente fue asesinado el pasado 15 de agosto, según informó el diario regional La Crónica del Quindío.

De acuerdo con las primeras versiones, la víctima recibió varias heridas de puñal, que le causó un hombre que le debía 60 mil pesos y con el cual habría tenido un fuerte altercado para que le pagara.

Lea también: Identificaron ciudadano hallado muerto en el río Espejo en La Tebaida en mayo pasado

El criminal se habría entregado a las autoridades minutos después de causarle la muerte al esposo de la quindiana, con quien acababa de tener una bebé, que se suma a 4 hijos más, todos menores de edad.

Jhoana Ramírez Espinosa, viuda de Mejía Castaño, se quedó sola con sus 5 hijos en una población donde no conoce a nadie, razón por la que se amigos de la pareja dieron a conocer la lamentable historia para que los allegados a la ciudadana se desplacen desde el Quindío a ayudar a la dama que vive una difícil situación emocional y económica.

La familia de la señora residiría en la finca El Bosque, de la vereda La Balastrera, de Salento.


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: