Cómo dormir bien: Alimentos que no se deben consumir de noche

Publicidad
Escuche este artículo dando clic aquí

Muchas personas no saben qué alimentos deben evitar en la noche para lograr descansar bien y no sufrir de insomnio provocado por su ingesta. Por ello en 180 Grados Digital decidimos darles a conocer algunas pauta sobre Cómo dormir bien: Alimentos que no se deben consumir de noche.

Publicidad

Lo primero, según expertos, es cenar mínimo dos horas antes de irse a la cama. De esta manera el metabolismo puede concentrarse en recuperarse en medio del descanso y no en trabajar metabolizando grasas y carbohidratos.

Lea también: ¡Lo que esperabas! Tips para evitar que las gafas se empañen con el tapabocas

Consumir alimentos tarde en la noche impacta en la presión arterial, según estudios realizados en Europa.

Además de un buen habito horario a la hora de alimentarse, los expertos recomiendan evitar los siguientes alimentos y bebidas para no tener dificultades con el sueño:

Lea también  Solo pasa en Colombia: pasajeros de avión rezan novena navideña en pleno vuelo

Publicidad

Comidas con excesiva grasa: el factor de la digestión es indispensable, pues entre más pesadas son o con más grasa, será más difícil para el organismo digerirlas, por lo que alterarán el sueño.

Algunas verduras y frutas: los vegetales con una cantidad elevada de fibra son más difíciles de digerir, al igual que las comidas grasas. Por otro lado, las frutas ácidas pueden provocar reflujo, creando una sensación de malestar que incomoda el sueño.

Café y chocolate: el café es sin duda un método para que las personas no se duerman, pues esta bebida activa la producción de adrenalina dificultando el sueño. Pero, además está el chocolate, ya que este alimento tiene pequeñas cantidades de cafeína, sobre todo cuanto más puro es, lo que también conllevará problemas para dormir.

Lea también  Así puede quitar los canales de WhatsApp y activarle la Inteligencia Artificial, vea cómo

Dulces y carbohidratos con alta presencia de azúcar: el azúcar proporciona una inyección de energía rápida al cuerpo que dificultará la conciliación del sueño y el descanso.

Bebidas alcohólicas: a pesar de que exista la sensación de que tras unas pocas copas las personas se quedarán dormidas con mayor facilidad, el alcohol impide al cerebro alcanzar las fases de descanso profundo, provocando cansancio al día siguiente.

Es importante revisar la dieta para evitar que el organismo sufra y no se logre descansar bien. Y recordar siempre que se debe desayunar pocos minutos después de levantarse.

Publicidad
Comparta este artículo
Publicidad

Deja un comentario