Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

«Si no hay paz no hay fútbol», es el lema utilizado por los manifestantes que han amenazado con boicotear el partido de la tarde de este martes 8 de junio en el estadio Metropolitano de Barranquilla, donde se enfrentarán la selección Colombia y su similar de Argentina.

Desde hace una semana por redes sociales circulan convocatorias invitando a plantones y marchas que impidan la realización del juego.

Lea también: Brasil no quiere jugar la Copa América. ¿Qué pasará con el torneo?

La advertencia de los promotores de la manifestación, es que harán bloqueos en las vías de acceso al escenario deportivo. Ante esto, las autoridades locales dispusieron medidas para garantizar la movilidad de los equipos antes, durante y después del partido.

Tanto autoridades como la Confederación Sudamericana de Fútbol están tratando de prevenir que durante el encuentro de eliminatorias se repitan hechos como los ocurridos en Barranquilla el 12 de mayo en el partido entre Junior y River Plate de Argentina, y al día siguiente entre América y Atlético Mineiro de Brasil.

En contexto: ¡Sin justicia no hay fútbol! ¡Con luto no se juega! el llamado de los hinchas en Colombia

Los dos encuentros, correspondientes a la fase de grupos de la Libertadores, se realizaron en medio de enfrentamientos en las afueras del estadio Romelio Martínez entre manifestantes y la fuerza pública, con gases lacrimógenos y explosiones que generaron zozobra y afectaron a los jugadores que estaban en el terreno de juego.

El juego, pactado para las 6 de la tarde, contará con un aforo para 10 mil espectadores.


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: