Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

A partir de este viernes 28 de enero y hasta el próximo 31 de diciembre de 2022 quedarán suspendidos los permisos para portar armas de fuego y traumáticas en el Quindío, Risaralda, Caldas y los municipios de Ulloa y Alcalá, Valle del Cauca.

La medida está encaminada a mitigar los actos delincuenciales en el Eje Cafetero y norte del Valle según lo manifestado por el Comandante de la Octava Brigada del Ejército, coronel Pedro Iván Gonzáles.

«Con apoyo a las políticas tanto departamentales como municipales en la protección y desarme de la población civil, con los cuales se pretende aminorar los índices delincuenciales, las situaciones de violencia y las conductas punibles perpetradas con armas de fuego amparadas», señaló el alto oficial a través de un comunicado.

La normativa por supuesto exonera a los miembros de la Fuerza Pública, el personal de servicio de vigilancia y seguridad privada autorizados y en ejercicio de sus funciones.

En ese sentido también se exceptúan a los funcionarios de la rama Ejecutiva, Legislativa, Judicial, la Procuraduría General de la Nación, la Fiscalía General de la Nación y departamentos de seguridad del Estado.

Se necesitará permiso para porte de armas traumáticas en Colombia


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: