Compartir esta noticia:

Con motivo de esperar la segunda llegada de Jesús, los miembros de una iglesia cristiana en el Atlántico se encontraban en ‘ayuno extendido’ desde hacía varios días en Sabanalarga.

Según el pastor de la comunidad, el evento sería este jueves 28 de enero. Sin embargo, Jesucristo nunca llegó.

Lea también: 25 personas esperan la llegada de Jesús en un pueblo de la costa

Los feligreses de esta iglesia renunciaron a sus trabajos y pertenencias para ser raptados el día del ‘juicio final’. Más de 25 personas tomaron esta decisión y por esta razón habitantes de la zona estaban asombrados e incluso hicieron seguimiento a la situación, pues podría ocurrir una tragedia con un suicidio colectivo.

El pastor Gabriel Alberto Ferrer Ruíz renunció a su cargo como docente de Lingüística de la Universidad del Atlántico, para preparar a sus fieles. Ferrer aclaró a través de video que no habría ninguna tragedia.

Vea el video:

Según informó el medio regional del Atlántico El Heraldo, la Policía, funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar -Icbf-, vecinos y curiosos hicieron presencia en el lugar, para esperar el desenlace de la historia.

“No hubo cantos ni alabanzas, ni oraciones en lenguas. No se emitió ningún sonido. Nadie asomó la cabeza. No se cayó una hoja. No pasó nada“, escribió el medio.

Sin embargo, las autoridades en Barranquilla inspeccionaron la casa del pastor Ferrer, pero no encontraron nada extraño, solo ocho personas congregadas en perfecto estado de salud metal y física.

El día terminó sin ningún hecho y los feligreses quedaron esperando la llegada de Jesús. Por otra parte, la comunidad del Atlántico hace bromas con la situación y las autoridad vigilan las condiciones de los creyentes.

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias:

Comparte esta noticia:

Noticias en vídeo: