Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Los precios de los productos básicos de la canasta familiar siguen disparados. Aunque los expertos calcularon una normalización en los costos a mitad de enero, esto no sucedió y contrario a eso los alimentos estarían llegando muy costosos a la Central Mayorista de Armenia -Mercar- que es la que de una u otra forma regula el mercado en el Quindío.

De acuerdo a las cifras manejadas por la mayorista los precios al consumidor final más altos son el aceite que sufrió incrementos de 120%; arroz 22%; carne $20%; leche 15%, chocolate 15%, mantequilla 15%. El Frijol, las lentejas y la arveja seca en promedio han subido 45%. La papa mantiene incrementos del 60%; el tomate de árbol, naranja, limón y mandarina (15%).

Los implementos de aseo fueron nuevamente grabados con el IVA del 19%, a partir del 1 de enero de 2022, más otros
aumentos, lo que reporte aumentos de 30% en promedio.

Las causas del aumento en el precio de alimentos

Armando Rodríguez vocero de la Junta Directiva de la central informó que es un comportamiento atípico, debido en primer lugar, a los valores exagerados en los insumos que se han elevado en promedio 20%, incluso algunos mucho más altos: lo que pagan los productores por abonos subió 40%. Todo esto afecta al sector agropecuario en general.

“La falta de transporte marítimo es otra razón. No hay barcos suficientes para cubrir la enorme demanda que tienen los fabricantes, especialmente en Asia y Europa, esto también ocasiona una gran lista de espera para lograr el transporte marítimo suficiente hacia el continente americano”, informó el empresario.

Subirá todo en 2022 debido a la escasez de alimentos y tecnología

Rodríguez agregó que, a lo anterior, se le suma el fuerte invierno que no ha parado en la zona andina colombiana (altiplano cundiboyacense y Nariño, que son grandes despensas agrícolas) y a la valorización de las monedas más negociadas como el euro y el dólar, fenómeno que encarece sin medida los fletes que cobran las navieras por cada tonelada que viaja por mar y que llega a los diferentes puertos del mundo. “Es una cadena interminable”, reiteró.

El vocero de la Central Mayorista de Armenia explicó que todo agricultor, ganadero y avicultor debe utilizar abonos de tipo animal, natural y procesados; fungicidas, minerales y químicos necesarios, herbicidas, inhibidores y elementos en general para manejo sanitario y fitosanitario, además de los concentrados para el ganado, cerdos y pollo. Estos insumos están muy costosos.

«Esta situación desestimula el sector agroindustrial, fenómeno que ocasiona una baja ostensible en la productividad», señaló el directivo.

Otro problema que se estaría presentando es la falta de empaques: plástico, vidrio, papel, elementos en su mayoría importados, lo que también retrasa los procesos de entrega de pedidos a los mayoristas.

Factores todos que influyen en el incremento de los productos, condición que impacta directamente los bolsillos de los colombianos y evidencian que el aumento del salario mínimo a 1 millón de pesos, (cifra por la que el presidente Iván Duque ha sacado pecho) no fue suficiente.

Aliste el bolsillo con todas las cosas que subirán de precio en 2022


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: