Compartir este artículo

Escuche este artículo

Escuche este artículo

Los habitantes de Montenegro una vez más completan 2 días sin agua, con intermitencias a la madrugada en algunos sectores, desde que se suspendió el servicio este miércoles 22 de septiembre, según informaron desde Empresas Públicas del Quindío -EPQ- por culpa de un nuevo derrumbe.

La suspensión en el suministro de agua en esta municipalidad es constante, debido a derrumbes que afectan el canal abierto de la acequia, principal conductor de agua en el municipio, y daños frecuentes en la mal planeada obra del acueducto por gravedad.

Lea: Buscan declarar calamidad pública en Montenegro ante problemas de agua

La situación no es actual, sino de décadas de sufrimiento de los montenegrinos por la misma problemática, a causa de un acueducto antiguo y artesanal al que Esaquín y ahora EPQ, poco le ha invertido, a pesar de que en Montenegro cobran una de las tarifas de acueducto y alcantarillado más costosas, no solo del departamento, sino del país.

En el año 2021, si se juntaran las horas y días de suspensiones del servicio, sumarían en conjunto hasta más de un mes sin agua. Pero eso sí, EPQ no deja de cobrar un solo minuto el servicio que ahorca cada vez más a los usuarios más humildes de esta localidad.

Los montenegrinos de estrato 2 pagan más en sus recibos del agua, que una persona de estrato alto en el norte de Armenia o de Pereira.

Aun así el agua se va si hace calor y también si llueve. Falta de día y de noche, y la solución siempre son arreglos pasajeros, es decir «paños de agua tibia», para una problemática que debió incluso haberse solucionado antes de que terminara el siglo pasado, y que se agravó tras el terremoto, dado el crecimiento de la población de la localidad.

La politiquería en EPQ

Uno de los más graves daños a la acequia en Montenegro, en junio de 2019, provocó la falta de agua en Montenegro por 6 eternos días y conllevó a que la junta directiva de EPQ hiciera efectivas las pólizas de riesgo a las aseguradoras contratadas por la empresa.

La indemnización a la entidad fue por más de 700 millones de pesos, que a día de hoy no se sabe en qué se invirtieron.

Uno de los altos exfuncionarios de la alcaldía de Montenegro señaló que nunca se supo si esa platica la invirtieron en las necesidades del municipio, o si tienen ese dinero guardado. Peor aun, pudo haberse vuelto plata de bolsillo para los poderosos tras esa empresa.

Vea: 6 días sin agua en Montenegro

Y es que para nadie es un secreto que esta es una entidad convertida en fortín político del partido Cambio Radical y la exgobernadora Sandra Paola Hurtado.

La nómina exagerada de la entidad, que creció de manera abismal en el área administrativa, donde menos se necesitaba, y no en el área operativa, que es donde se debe poner toda la atención, aumentó en el periodo de Sandra Paola gobernadora, conllevando así millonarios gastos innecesarios que se devoraron el presupuesto de la entidad, la cual no pudo hacer inversiones necesarias en los municipios.

De esta manera las protestas en Montenegro y en otras localidades como Circasia y La Tebaida se volvieron constantes, pues además de la falta de inversión y la pésima calidad en el servicio, las tarifas de EPQ también tienen ahorcadas a las familias.

 

¿Y los alcaldes y EPQ qué?

Los últimos alcaldes, Álvaro Hernández y Daniel Restrepo, han sido los que más han tenido que hacerle frente a la crítica situación. Ambos han sido señalados por varios sectores de la población montenegrina, de no hacer nada para solucionar el tema y/o de tener la culpa de que esto siga sucediendo.

Pero la comunidad se estaría apresurando en su juicio, pues de acuerdo con la historia del acueducto, ni Álvaro Hernández, ni Daniel Restrepo son culpables de la situación, ya que ellos arrastraron un lastre de muchos años de abandono de EPQ y de los anteriores alcaldes al acueducto. De hecho son los dos alcaldes que más se han interesado en solucionar la problemática.

Aunque de algo si se les puede señalar, y es de la falta de contundencia en la presión a EPQ y de permitir que la gerencia de esa empresa, a pesar de que Montenegro hace parte importante de la Junta Directiva de la misma, siga manteniendo nóminas politiqueras y gastándose la plata que debería invertirse en los acueductos y alcantarillados de los municipios.

Desde los años 80 ya se hablaba de la necesidad de un acueducto por gravedad, con tuberías cerradas en Montenegro, pues la acequia es abierta y cualquier derrumbe tapona el paso del agua. Tras el terremoto de 1999 la necesidad se hizo más urgente y alcaldes como Luis Alberto Castaño Sanz no le prestaron atención al tema y Eleazar Jiménez Montes apenas si habló al respecto hacia el final de su administración.

Le puede interesar: 2.238 millones para optimización, en Montenegro, de Planta de Tratamiento de Agua Potable

A su llegada Gloria Inés Gutiérrez Botero fue la primera que le prestó interés como tal a la construcción, y en 2009 se invirtieron más de 1.000 millones de pesos para el inicio de la obra de la línea de conducción, que transportaría el líquido bajo tierra.

El proyecto pronto se estancó por falta de recursos, pero valga decir que la gestión de Esaquín -ahora EPQ- y de la administración municipal para 2011 revivieron la construcción y con ello los montenegrinos volvieron a soñar con tener un adecuado acueducto.

Lamentablemente no fue así y la obra de nuevo se vio paralizada muy pronto, debido a una disputa legal con el propietario de un predio que según decían desde Esaquín, no quería vender parte de su terreno, necesario para el paso de las líneas de conducción.

Esaquín, demandó al propietario del terreno y el proceso se entrabó de tal forma que nunca hubo siquiera una audiencia de conciliación para superar el impasse.

En la administración de James Cañas Rendón no se hizo nada para destrabar la situación o adelantar algo de la obra.

Le puede interesar: Camiones cisterna atienden contingencia por desabastecimiento de agua en Montenegro

 

El sueño frustrado del acueducto por gravedad

Tuvieron qué pasar 6 años desde el anuncio del inicio de la construcción del acueducto por gravedad, para que el problema con el predio en disputa vislumbrara una luz resolutiva.

En 2017 el entonces alcalde Álvaro Hernández contactó personalmente al dueño del predio. El señor señaló que nunca un alcalde o un gerente de EPQ había intentado contactarlo siquiera, y presto a ayudar, se reunió con el mandatario y el escollo fue superado tras 6 años de traba.

Se pagaron alrededor de 32 millones de pesos por las afectaciones que sufriría el predio por el paso de las líneas de conducción en una franja de cerca de 500 metros lineales. Y de esta manera la administración municipal procedió a que se iniciaran nuevos estudios para la reactivación de la obra, que por el paso del tiempo había sufrido graves daños, y las tuberías dispuestas en 2011, se encontraban ya seriamente averiadas.

Tras los estudios y los papeleos necesarios, se reinició la construcción y en 2019 Álvaro Hernández cometió el grave error de afanarse a entregar una obra que lamentablemente para los montenegrinos, no estaba del todo optimizada y presentaba serios fallos.

El mandatario, al parecer apresurado por ser él quien entregara esta necesitada obra para el municipio, inauguró el acueducto por gravedad pocos días antes de entregar su cargo. El acueducto pronto hizo aguas por todas partes.

El suministro del líquido no se normalizó y los cortes constantes siguieron siendo tema de cada mes en Montenegro.

 

¿En qué va la cosa?

En 2020 el ahora alcalde Daniel Mauricio Restrepo Izquierdo solicitó a la Contraloría General de la República, verificar y garantizar la inversión en el proyecto de acueducto por gravedad inaugurado en 2019. El proceso en el ente de control no ha surtido conclusiones que permitan mejorar el servicio.

Mientras tanto el mandatario anunció ante la última emergencia el mes de julio de 2021, que se estudiaba la posibilidad de declarar la calamidad pública en el municipio, lo que permitiría jalonar recursos para invertir en las necesidades del acueducto.

Restrepo Izquierdo acudiría a esta figura ante la falta de inversión de EPQ, que solo arregla pero nunca soluciona de fondo el problema, y la falta de apoyo de la gobernación del Quindío y de los congresistas quindianos, que una vez más demuestran su inutilidad ante las situaciones que realmente requieren de su apoyo y gestión en el orden nacional.

Sin embargo hasta ahora no se ha realizado nada de lo anunciado por el alcalde Daniel Restrepo.

close

AFÍLIATE GRATIS AL CLUB 180 GRADOS DIGITAL

soundicon

Importante, Debes instalar Telegram en tu celular para pertenecer al Club 180 Grados. Si aun no lo tienes descárgalo aquí y luego regresa a 180grados.digital para continuar tu suscripción al Club.

*Disfrutarás de descuentos exclusivos en comercios aliados
*Participarás en fabulosos sorteos
*Recibirás nuestras noticias en tu correo electrónico
*Recibirás promociones, noticias y mucho más a través de Telegram

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.


Compartir este artículo

AFÍLIATE GRATIS AL CLUB 180 GRADOS DIGITAL

Importante, Debes instalar Telegram en tu celular para pertenecer al Club 180 Grados. Si aun no lo tienes descárgalo aquí y luego regresa a 180grados.digital para continuar tu suscripción al Club.

*Disfrutarás de descuentos exclusivos en comercios aliados
*Participarás en fabulosos sorteos
*Recibirás nuestras noticias en tu correo electrónico
*Recibirás promociones, noticias y mucho más a través de Telegram

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: