Compartir este artículo

Escuche este artículo

Escuche este artículo

Rosalba Marín Montes, la confesa homicida de doña Betty Vallejo Reyes, la dama de 58 años edad asesinada el 8 de septiembre de 2020 en su residencia del barrio Los Quindos en Armenia, fue condenada a 17 años y 9 meses de prisión por su crimen.

Esta mujer recibió algunos beneficios en su condena, debido a que aceptó haber cometido el asesinato y confesó cómo sucedió todo, con el objetivo de acogerse a la justicia. Esto ha dejado con malestar a la familia de la víctima, que esperaba una sentencia más severa.

Lea también: Hombre hallado herido en el sector de Los Naranjos no estaba secuestrado

La mujer habría contado con la complicidad de su hija Marisela Ruiz Marín, quien aun no ha sido condenada. La ciudadana no aceptó los cargos que le fueron imputados por los delitos de desaparición forzosa y homicidio, por lo que no recibiría ningún beneficio al ser hallada culpable.

Además se espera que sea identificado y capturado un hombre, que de acuerdo con las investigaciones participó en el crimen.

 

El terrible crimen de doña Betty Vallejo

Rosalba Marín Montes confesó haber atacado a la señora Vallejo Reyes porque esta última le pidió que reparara una humedad en la pared de la casa que la víctima le había alquilado a las asesinas.

«Al llegar a vivir en la casa notamos una humedad en la pared de la última habitación y la dueña se comprometió a arreglarla, pero no lo hizo. El día martes 8 de septiembre eran las 11:00 de la mañana cuando doña Betty se mostró disgustada porque pretendíamos hacer instalar el servicio de parabólica y ella no quería porque eso le provocaba paso de agua por la cuerda y le entraba al apartamento. Yo le dije que me la dejara colocar porque era mi derecho y la señora Betty se enojó. Ese día en la mañana ella se asomó por la ventana de arriba me preguntó por la humedad y le dije que seguía mal. Solicitó que la dejara entrar para mirar la pared y la humedad, fue hasta la pieza y se enojó, dijo que la culpa de la humedad era mía, yo le dije que eso ya estaba y de repente se mostró agresiva, levantaba las manos, discutía y se me vino encima alegando, mi reacción fue defenderme y empujarla, ella cayó contra el pollo de la cocina, se golpeó la cabeza y comenzó a chapalear, estirar las piernas, yo me asusté y no sabía que hacer, me quede bloqueada, nunca imagine eso y nunca fue mi intención de hacerle daño, hasta que dejó de respirar”.

Seguido a esto la criminal habría desmembrado el cuerpo con un machete y lo empacó a martillazos, al parecer en compañía de su hija Marisela Ruiz Marín, en bolsas de cuido para perros que fueron llevadas en un carro de supermercado, que ella tenía para hacer sus compras, hasta el sitio en el que fue encontrado 2 meses después, más exactamente el 4 de diciembre, en zona boscosa del sector de Los Naranjos.

En su confesión la asesina señaló que actuó sola y su hija no habría participado en el crimen, ya que a la hora que ocurrió todo, ella se encontraba trabajando en Lucerna.

En su narración Marín Montes también señaló que un hombre le ayudó a enterrar a doña Betty en el paraje donde fue encontrada, pero que este individuo, que aun no ha sido identificado, no sabía nada y que ella lo hizo creer que era un perro muerto. Además le pagó $50 mil pesos y enfatizó en que no lo conocía y que nunca más volvió a verlo.

La confesa criminal dijo que tras enterrar el cadáver se devolvió para su casa y tomó prendas y objetos de la víctima para luego decir que ella se había ido del lugar regalándole sus pertenencias, entre ellas su celular.

Le puede interesar: Absolvieron a esposa y suegra de profesor asesinado, luego de que sicario que cometió el crimen fuera ultimado

Por último, Marín aseguró que huyó del lugar por la presión de la familia de Betty que empezó a buscarla y porque su misma hija empezó a preguntarle si ella sabía algo de lo ocurrido. Dice que estuvo en el Valle del Cauca, en Armenia y finalmente en la zona rural de Palestina, Caldas donde fue capturada por las autoridades.

“Todo lo que sucedió solo lo sabía yo, porque no lo había contado, hasta que no lo pude ocultar y están involucrando a mi hija que nada tiene que ver en el caso, además me arrepiento de lo que hice y deseo que la familia de doña Betty, pueda de alguna manera descansar hasta ver lo que le paso a ella dejando en claro que nunca quise que eso pasara y todo comenzó con un accidente, en este caso solo participe yo”. Finalizó la victimaria.

close

AFÍLIATE GRATIS AL CLUB 180 GRADOS DIGITAL

soundicon

Importante, Debes instalar Telegram en tu celular para pertenecer al Club 180 Grados. Si aun no lo tienes descárgalo aquí y luego regresa a 180grados.digital para continuar tu suscripción al Club.

*Disfrutarás de descuentos exclusivos en comercios aliados
*Participarás en fabulosos sorteos
*Recibirás nuestras noticias en tu correo electrónico
*Recibirás promociones, noticias y mucho más a través de Telegram

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.


Compartir este artículo

AFÍLIATE GRATIS AL CLUB 180 GRADOS DIGITAL

Importante, Debes instalar Telegram en tu celular para pertenecer al Club 180 Grados. Si aun no lo tienes descárgalo aquí y luego regresa a 180grados.digital para continuar tu suscripción al Club.

*Disfrutarás de descuentos exclusivos en comercios aliados
*Participarás en fabulosos sorteos
*Recibirás nuestras noticias en tu correo electrónico
*Recibirás promociones, noticias y mucho más a través de Telegram

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: