Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Este jueves 17 de marzo imputaron cargos al rector de la Universidad del Quindío, José Fernando Echeverry, por presunta persecución sindical.

Durante la audiencia un juez de control de garantías de Armenia formuló imputación de cargos al rector de la Uniquindío por presunta persecución sindical.

Los delitos por los cuales se le acusó fueron violación de los derechos de reunión y asociación, pues Echeverry habría incurrido en una persecución contra varios integrantes del Sindicato Mixto de Trabajadores y Servidores públicos-Sintraadmin-.

Esta fue la tercera audiencia que se realizó sobre el caso, aunque con una naturaleza distinta ya que la intención era declarar al directivo uniquindiano como persona ausente en el proceso, debido a que había faltado las 2 ocasiones anteriores.

Sin embargo, tras hacer presencia el día de ayer, la fiscal delegada suprimió su petición inicial y le solicitó al juez formular los cargos correspondientes a Echeverry, que según su versión nunca estuvo ausente, pues argumentó que inicialmente no tuvo un abogado de confianza sino el que impuso la Fiscalía, razón por la cual no asistió a una de las audiencias, ya que para él se violó el debido proceso.

De esta manera el togado descartó la ausencia del procesado, pero aceptó y legalizó la solicitud del ente investigador e imputó al funcionario, sin embargo el rector no aceptó ninguno de los cargos formulados en su contra. En ese sentido lo que procede es un juicio oral ante un juez penal donde las partes presentarán sus pruebas.

Vale la pena mencionar que las acciones judiciales se iniciaron luego de que dos empleados del Alma Máter con cargos provisionales y pertenecientes al sindicato, fueran despedidos tras conocerse la fecha de la primer audiencia. Precisamente en días anteriores un juez ordenó reintegrar a 2 de los sindicalistas al Alma Máter.

Los sindicalistas han señalado que el presión es tal, que muchos de sus compañeros han decidido renunciar al sindicato, mientras otros han sido constreñidos con sueltos más altos y ayudas a sus familias para que abandonen su labor sindical. El sindicato pasó de tener más de 100 afiliados antes de que Echeverry asumiera como rector, a cerca de 40 actualmente.

En contexto:

Aplazaron audiencia de imputación de cargos contra rector de la Uniquindío por presunta persecución sindical


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: