Compartir este artículo

Escuche este artículo

Escuche este artículo

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia falló en el caso en el que un policía pedía que se le reconociera la unión marital de hecho que según él sostuvo con un sacerdote católico que falleció el 15 de noviembre de 2012.

De acuerdo con el uniformado, él vivió y compartió casa, comida y lecho entre el 17 de agosto de 2003 hasta el deceso de su compañero sentimental, el mencionado cura.

Lea también: Ella es la primera mujer trans en la Policía Nacional de Colombia

En primera instancia, el Juzgado Segundo Promiscuo de Familia de Facatativá reconoció la unión marital. Esa decisión fue revocada por el Tribunal Superior de Cundinamarca bajo el entendido de que no se cumplieron los requisitos para ello.

Se probó que el policía fue trasladado, pero realizaba visitas semanales a su pareja y que tenía llaves de acceso a la casa del sacerdote, además que compartían cuarto y aportaban conjuntamente los gastos comunes.

No obstante, se consideró que había un interés evidente de hacer visible la unión que se contradecía con las declaraciones de los testigos, y en las fotografías aportadas al caso siempre estaban acompañados. Al final se estableció que la relación se trató -más bien- de un amorío.

Al estudiar el caso, la Corte Suprema confirmó el fallo del tribunal al no encontrar elementos de prueba de la unión marital de hecho sino solo de una relación como compañeros sentimentales.

La Corte valoró testimonios que aseguraron que el patrullero convivía con en el cura en permisos, vacaciones y Navidad, pero también advirtió que el policía no pudo señalar aspectos que definen la vida en pareja, como las actividades rutinarias, la forma en que disfrutaban el tiempo libre, manejo de las finanzas hogareñas, entre otros.

Le puede interesar: Condenado supuesto cura colombiano que violó y asesinó a una mujer tras un exorcismo

La Corte alegó la poca cantidad de elementos como fotos en 9 años de supuesta convivencia, algo que el patrullero alegó, era propio de una relación que no podía evidenciarse, dado que él era policía y su esposo sacerdote.

Finalmente al valorar otras pruebas, la Corte dijo que «se muestra un vínculo amoroso, propio de un noviazgo, sin aportar en la demostración de un proyecto colectivo connatural a la idea de familia».


Compartir este artículo

AFÍLIATE GRATIS AL CLUB 180 GRADOS DIGITAL

Importante, Debes instalar Telegram en tu celular para pertenecer al Club 180 Grados. Si aun no lo tienes descárgalo aquí y luego regresa a 180grados.digital para continuar tu suscripción al Club.

*Disfrutarás de descuentos exclusivos en comercios aliados
*Participarás en fabulosos sorteos
*Recibirás nuestras noticias en tu correo electrónico
*Recibirás promociones, noticias y mucho más a través de Telegram

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: