Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Si no desea leer puede escuchar este artículo dando clic al reproductor:

Compartir este artículo

Armenia tiene uno de los tesoros futbolísticos del país, el balón del gol de Freddy Rincón a Alemania en Italia 90, es decir el del tanto más gritado en la historia de Colombia.

Gracias al exgoleador quindiano Rubén Darío Hernández, la capital quindiana conserva en su Museo del Deporte Quindiano ubicado el estadio Centenario el balón con el cual Freddy Rincón hizo el gol del empate y clasificación ante Alemania en el Mundial de Italia 90.

Para muchos es considerado como el gol más gritado en la historia por los colombianos, pues gracias a él la ‘Tricolor’ por primera vez se metió a los octavos de final de una Copa del Mundo.

El gol vino en el momento que la derrota dejaba eliminada a la Selección, pues el alemán Littbarski anotó al minuto 88 lo que provocó la desazón y una enorme decepción a la afición que se sumaba al agobiante contexto colombiano lleno de violencia por el narcotráfico y el conflicto armado.

Por eso esa pelota es tan especial, porque el gol al último minuto del ‘Colosos de Buenaventura’ significó un hito en el fútbol nacional, pero también una alegría y bálsamo en medio del mar de lágrimas y desesperanza en el que estaba sumido el país.

Quizás el popular ‘Rubencho’ sabía lo que significaba ese esférico al cual la FIFA denominó Estrusco para aquella cita orbital, por eso no dudó un segundo en tomarlo en sus manos cuando el portero alemán Bodo Illgner lo pateó de impotencia tras el empate en el mítico estadio San Siro.

«El balón me quedó cerca, lo cogí y me senté. En medio de la euforia pocos se percataron de ello. Y el partido se reanudó y finalizó con otro balón. El juego se acabó, me lo llevé para el camerino y Freddy Rincón me pidió que se lo entregara. Obvio, le dije que no», contó hace unos años al diario La Patria Hernández, quien estaba calentando en el instante del tanto y fue uno de los primeros en correr a abrazar a Rincón.

El actual entrenador de delanteros en el Deportes Quindío manifestó que cuando llegó del mundial le entregó el balón a su padre, Ramón Hernández, quien lo conservó por tanto tiempo que incluso el jugador lo había olvidado. «Y se me olvidó que lo tenía hasta que hace poco mi papá me dijo…»espere que le tengo algo guardado y me trajo el balón».

Años después ‘el muchacho de la carrera alegre’, como se le conoció al ariete, donó el balón al Museo del Deporte Quindiano donde reposa junto a otros elementos icónicos que han engrandecido nuestra historia.

 

Muerte de Freddy Rincón  

Murió Freddy Eusebio Rincón, uno de los más grandes jugadores del fútbol colombiano la noche de este miércoles 13 de abril en la clínica Imbanaco de Cali después de sufrir un accidente la madrugada del lunes cuando el vehículo en que se movilizaba chocó contra un bus del MIO.

Vale la pena mencionar que el exfutbolista viajaba como copiloto y fue quien llevó la peor parte porque recibió el impacto directo.

De acuerdo con Laureano Quintero, director médico de la clínica, el exjugador sufrió un trauma craneoencefálico severo por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente con una cirugía que duró más de 2 horas.

Durante todos estos días estuvo en una Unidad de Cuidado Intensivo -UCI- bajo constante monitoreo con exámenes a su cerebro y a la expectativa de su evolución.

Lamentablemente la noche de este miércoles el exjugador de 55 años murió tras estar en coma inducido y con ventilación mecánica.

Freddy Rincón la leyenda: el primer jugador colombiano de élite mundial


Compartir este artículo

Recibe notificaciones de nuestras noticias

Únete a nuestro canal de Telegram:

Haz parte de nuestro Google Noticias: