Ser joven y tener casa propia puede ser una realidad

Escuche este artículo dando clic aquí

Ser joven y tener una casa propia puede ser una realidad gracias al crédito del Fondo Nacional del Ahorro.

Uno de los sueños compartidos por generaciones de los colombianos es conseguir su propia vivienda y asegurar un hogar para sus familias.

Claramente para poder alcanzar esta meta es necesario atravesar muchos caminos sobre todo si se es joven, pues muchos deben recurrir a préstamos bancarios que les ayude a adquirir la vivienda, ya que sus primeros salarios suelen ser muy bajos.

Una alternativa para los jóvenes que deseen tener casa propia es acceder a créditos hipotecarios como el programa “Generación FNA” del Fondo Nacional de Ahorro.

Lea también  Icetex perdonará deuda a usuarios morosos

Este programa es una iniciativa del gobierno nacional para facilitar a los jóvenes entre 18 y 28 años la compra de su primera casa.

Los principales beneficios de adquirir el crédito con el Fondo Nacional del Ahorro son:

  • Financiación Aumentada: El programa permite financiar hasta el 90% del valor de la vivienda, reduciendo la cuota inicial al 10%.
  • Esto representa un alivio significativo para los jóvenes que, de otro modo, tendrían que ahorrar una suma considerable para la entrada.
  • Reducción de Tasas de Interés: Se ofrece una reducción de 70 puntos básicos (0,7%) en la tasa de crédito vigente, haciendo más accesibles y manejables las cuotas mensuales del crédito hipotecario.
Lea también  Icetex perdonará deuda a usuarios morosos

¿Cómo se puede adquirir este crédito de vivienda?

Para acceder al crédito de vivienda de Generación FNA, los jóvenes deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Edad: Tener entre 18 y 28 años.
  • Ingresos: Percibir ingresos de menos de dos salarios mínimos.
  • Afiliación al FNA: Estar afiliado al Fondo Nacional del Ahorro, ya sea por Cesantías o Ahorro Voluntario Contractual (AVC).

Gracias a esta iniciativa no solo contribuye al desarrollo económico del país, sino también al desarrollo social, ya que facilita el acceso a la vivienda para las nuevas generaciones.

Comparta este artículo

Deja un comentario