El uso de celulares por niños provoca daño emocional y problemas en la adultez

Publicidad
Escuche este artículo dando clic aquí

El uso de celulares por parte de los niños provoca daño cerebral y problemas en la adultez, según estudio realizado en todos los continentes.

Publicidad

Un reciente estudio de Global Mind Project realizado por Sapien Labs, reveló que cuanto más joven se accede a un celular smartphone, más daños hay en la salud mental, con problemas diversos que van desde la depresión hasta la ansiedad.

El estudio fue adelantado entre enero y abril de 2023 y tomó una muestra de 27.696 jóvenes entre los 18 a 24 años en los 5 continentes. En Latinoamérica se evaluaron 7.061 mujeres y 4.541 hombres de países como Colombia, México, Perú y Argentina.

La gran constante del estudio reveló que cuanta menor edad se tiene al obtener el primer smartphone, peor es el bienestar mental en la adultez, con una diferencia pronunciada entre hombres y mujeres. Los smartphones y tablets afectan seriamente el bienestar mental de los jóvenes.

Por ejemplo: el porcentaje de mujeres con salud mental afectada que obtuvieron su smartphone a los 6 años disminuye del 74 % al 46 % en comparación con las que lo obtuvieron a los 18; mientras que en los varones, disminuyó del 42 % al 36 % a las edades respectivas.

Publicidad

Las generaciones más afectadas en el estudio son las nacidas a partir de 2010-2014, lo que coincide con el punto de inflexión marcado por la aparición de los teléfonos inteligentes, las redes sociales y el acceso a Internet 24/7 que se proporcionan a nivel mundial.

El estudio señala que los padres son los directamente responsables de la situación y son quienes deben decidir si dar o cumpir las solicitudes de sus hijos cuando piden un smartphone.

Los smartphones obstaculizan las habilidades sociales, y destruyen la capacidad de los niños y jóvenes de enfrentar y soportar las adversidades típicas de la vida diaria.

Un niño está pasando en promedio de 5 a 8 horas online, casi 1.000 a 2.000 horas al año que deberían aprovecharse en actividades presenciales donde interactúe y aprenda las habilidades sociales necesarias.

Publicidad
Comparta este artículo
Publicidad

Deja un comentario